Ahí estabas tú,
ahí estaba yo,
llegaste en el día menos pensado
y no sé a quién se le habrá ocurrido
semejante idea de ponerle
“i’m the wild card” a una polera,
pero qué mejor polera
para lanzar un libro que ésa,
porque si algo he sido siempre
y me identifica totalmente
ha sido eso, un wild card.

Y no, que no significa una carta salvaje,
aunque eso también lo soy.

El wild card

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: