Peregrino de Pies Inquietos

Me declaro vivo,
aún cuando a veces
navegue por aguas
de pantanos cenagosos.

Me declaro fuerte,
aún cuando a veces
las dificultades me
siembren dudas y mengue.

Me declaro feliz,
aún cuando a veces
los días traigan sus
dificultades y afanes.

Soy peregrino
de pies inquietos,
busco vidas, busco historias
busco amores, busco amigos.

Soy peregrino
de pies inquietos,
busco pasados, busco recuerdos,
busco patrias, busco puertos.

Soy peregrino
de pies inquietos,
miro siempre un nuevo destino,
miro siempre una nueva meta.

Soy peregrino
de pies inquietos,
que vive en distintos
tiempos, el devenir.

Y es que miro hacia atrás,
valorando lo que pasó,
miro el presente
sabiendo que se esfuma
y miro el futuro
pensando en nuevas
aventuras.

Voy por la vida,
dando pasos en dos
direcciones.

Peregrinando
de ciudad en ciudad,
de alma en alma,
buscando un lugar
donde reposar.

Peregrinando
de sitio en sitio,
de estado en estado,
buscando una escalera
a la eternidad.

Peregrino de
pies inquietos,
te quiero mucho
y te reconozco,
porque ya sabes volar.

Peregrino de
pies inquietos,
te admiro y
te aliento,
porque sé que lo vas a lograr.

Peregrino de
pies inquietos,
sigue con tus aventuras,
sigue con tus sueños,
que la vida es efímera
y es mejor salir a jugar
que temerle a la derrota.

Peregrino de
pies inquietos,
a falta de musa,
te dedico esto,
porque el amor propio
también es bueno.

Peregrino de Pies Inquietos (Poema)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: